Muchos padres no saben a qué edad sus hijos deben de ir por primera vez a un dentista. La Asociación Americana de Ortodoncistas recomienda un chequeo con el ortodoncista a los 7 años.

Sin embargo, hay que recordar que solo con un examen dental completo se puede detectar problemas de mala posición de algún diente y si es necesario algún procedimiento de ortodoncia a temprana edad.

Esto es importante porque algunos problemas de ortodoncia pueden ser fácilmente corregidos cuando se diagnostican y se tratan a temprana edad. La mayoría de los pacientes empiezan su ortodoncia (brackets) entre las edades de los 9 y 14 años.

Si notas alguno de estos síntomas en tu hijo, lo mejor es que asistas con un profesional:

  • Pérdida temprana o muy tardía de dientes de leche
  • Dificultad para masticar
  • Respirador bucal (no puede cerrar los labios)
  • Mordida abierta
  • Mordida profunda
  • Mordida cruzada
  • El niño tiene habito de chuparse los dedos
  • Dientes apiñados o en mala posición
  • Dificultad para hablar
  • Maxilares desviados
  • Mandíbula protruida
  • Morderse frecuentemente los cachetes
  • Dientes salidos
  • Asimetría o imbalance facial
  • Desgaste de los dientes (aprietan y suenan los dientes)